09 abril, 2006

La biología de las emociones

El neurólogo portugués Antonio Damasio, Premio Príncipe de Asturias 2005 de Investigación Científica y Técnica, considerado uno de los principales expertos mundiales en los mecanismos que rigen el funcionamiento del cerebro, nos habla en su último libro “En busca de Spinoza” la manera en la que el cerebro registra la emoción. He aquí un resumen de algunos de los fragmentos de esta obra.

Spinoza considera que los impulsos, motivaciones, emociones, y sentimientos eran un aspecto fundamental de la humanidad. La alegría y la pena eran dos conceptos prominentes en su intento de comprender a los seres humanos y de sugerir nuevas maneras en las que éstos podían vivir mejor su vida. Antonio Damasio considera que la figura de Spinoza es absolutamente relevante para cualquier discusión sobre la emoción y el sentimiento humano.

La primera hipótesis que plantea el autor es la siguiente “Un sentimiento es una percepción de un determinado estado del cuerpo junto con la percepción de un determinado modo de pensar, con unos pensamientos con determinados temas” Según esta hipótesis, se deben descartar definiciones tales como que “los sentimientos y/o emociones son estados de cuerpo o estados de la mente tal y como describen otros autores. El principal argumento para descarta estas otras teorías es sencilla, “si los sentimientos fuera simplemente meros grupos de pensamientos o emociones, con determinados temas ¿cómo podrían distinguirse unos de otros?

La segunda hipótesis que expone en que el contenido esencial de los sentimientos es el conjunto de patrones neuronales que cartografían el estado corporal y del que puede surgir una imagen mental de nuestro cuerpo. Bajo esta premisa, se entiende que en esencia, un sentimiento es una idea del cuerpo, y más concretamente, una idea de un determinado aspecto de nuestro cuerpo, su interior, en unas determinadas circunstancias.

Otra de las ideas es que al igual que obtenemos imágenes mentales del estado de nuestro cuerpo, también generamos imágenes de nuestro propio estilo de pensar.

El autor concluye con una aguda reflexión añadiendo que el proceso de sentimiento comprende:
1. Los estados del cuerpo que son la esencia el sentimiento y le dan un contenido distintivo.
2. El modo alterado de pensar que acompaña a la percepción de dicho estado corporal esencial.
3. El tipo de pensamientos que concuerdan, en términos de tema, con el tipo de emoción que se siente.

Se apunta a este respecto que una persona que tiende a sentirse triste a menudo tiene una deficiencia en su modo de pensar que se atasca alrededor de un número limitado de idea de pérdida.

Extracto basado en el nº294 de noviembre de 2005 de la revista Muy Interesante
Libro: En busca de Spinoza (neurobiología de la emoción y de los sentimientos) de Autor: Antonio Damasio, premio Príncipe de Asturias 2005 de investigación técnica y científica.

4 comentarios:

  1. orienta-T7:59 p. m.

    y todo eso son las emociones? pensaré si me ha sugerido algo el autor al darnos su punto de vista sobre las emociones.

    ResponderEliminar
  2. Hola. mi nombre es alicia y mi apellido CHAVERO, curioso no?

    El artìculo me parece muy interesante, yo en estos momentos aplico este concepto de ser completamente conciente de nuestras emociones y pensamientos para poder curar enfermedades.

    Visitare mas seguido tu blog. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola Alicia Chavero! vaya, la primera vez en la vida que hablo con alguién que se llama IGUAL que yo! que curisos, encantada de conocerte.
    Muchas gracias pro tu comentario, y espero verte por aquí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar