14 abril, 2006

Un libro que cuenta, y un imbécil que aprende

Muchas veces necesitamos exponer ideas que resultan difíciles de explicar pero cuya esencia es simple, muy simple. Por tanto, si somos capaces de simplificar el contenido y hacerlo lo más didactico y divertido posible, haremos llegar nuestro mensaje de una manera más rápida y eficaz.
Esta es la conclusión a la que he llegado después de leer "Cuentos que mi jefe nunca me contó" de Juan Mateos (Lid)
Una recurrente y acertada obra en la que a través de cuentos muy ingeniosos y divertidos, el autor nos expone algunos de los temas habituales en la gestión de las organizaciones y a los que nos resulta difícil enfrentarnos y encontrar respuestas. Con una lectura fácil y amenizado con las ilustraciones de Alejandro Decinti, esta obra se convierte en técnica y táctica para aquellos que entienden las empresas como humanos con recursos y no como recursos humanos.
Para mí, lo mejor del libro es lo siguiente: "todo ser humano es imbécil, por lo menos diez minutos al día (...) el truco está en no sobrepasar ese límite" Frase que se le atribuye a Churchill, todo un poeta!


1 comentario:

  1. pues tiene toda la razón, sobre todo lo de ser imbecil sin sobrepasar ese tiempo, aunque algunos viven en la imbecilidad todo el día y solo estan 10 minutos cuerdos que es cuando se acuerdan de lo gilipoyas que son. Es una reflexion muy bonita y ademas me ha encantado saber que a traves de este espacio puedo dar mi opinion

    ResponderEliminar