18 julio, 2007

Sobre la gestion de la complejidad en la empresa

Tras la lectura de un documento encontrado en la web llamado “La gestión de la complejidad en la empresa” realizado por F. Saez Vacas, O. Garcia. J. Palao y P.Rojo, se me ocurren algunas reflexiones que incluyo y comparto en este post
La aplicación de las teorías del caos y la gestión de la complejidad, existen según los autores, 5 principios en los que debe basarse la empresa para establecer su modelos de gestión y de integración.

El Principio de Gradualidad me ha hecho entender que ya no sirve con establecer posiciones o status jerárquicos en las empresas, pues la sistematización de las relaciones hacen que la naturaleza compleja de las mismas, encuentre “diques” dialécticos, o mejor dicho, diques relacionales que impiden un correcto flujo de información, y por ende, una correcta gestión de la emisión y transmisión de cualquier mensaje, ya sea este con contenido basado en conocimiento, cultura, practis empresarial… Vivimos en un mundo en el que las personas que gestionan las empresas no conocen o comprenden la importancia de este mensaje, ya que como dicen los autores, “lo importante ya no es estar arriba, sino estar dentro :lo decisivo no es el rango, sino la inclusión” Aunque no lo creamos, amigos y amigas currant@s, el poder no reside en la jerarquía, sino en el acceso a la información relevante. Si eres un peón, pero conoces qué proveedor tiene el mejor material de construcción, tienes el poder de decidir si la obra será o no de calidad.

El principio de complemetariedad me hace reflexionar sobre la tendencia innata a defender el territorio. La frase “tendemos a identificar lo diferente como contrario” me lleva a pensar en que incorporar lo diferente, es inevitablemente, un riesgo para que afloren nuestras debilidades. Si en un dpto, se incorpora una persona o metodología que es diferente (es decir, contraria) a la que hemos utilizado hasta ahora, y además funciona mejor que la nuestra, “uff, van a ver que he sido ineficiente durante todo este tiempo….” La gestión de la complejidad invita a ver lo diferente como complementario, de tal modo que la incorporación de lo diferente, cree sinergias y fomente el flujo y el movimiento de ideas, conocimientos y prácticas internas. No debemos, amig@s currantes, ver las incorporaciones como amenazas para nuestro status o condiciones en la empresa; una nuev@ compañer@ es alguien que complementará nuestros puntos ciegos, alguien que nos dará otro punto de vista, nos ahorrará tiempo con su experiencia y nos hará más eficiente con sus conocimientos, y si nos supera, tendremos que asumir que es más competente que nosotros, lo cual significará que la economía de mercado funciona, y por tanto, tendremos que ser cada vez más eficientes y productivos si queremos seguir en la onda. Es así: los cómodos, los conformistas y los simplistas, a corto plazo permanecen en la compañía, a medio, están fuera del mercado laboral, y a largo, resultan ineficientes para el sistema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada